La cargada de los pibes de River en el Superclásico de Reserva

Agustín Ruberto Superclásico River Plate

La Reserva de River Plate logró una victoria contundente, con un juego atractivo y una goleada en el Superclásico de Reserva. Bajo la dirección de Marcelo Escudero, los pibes vencieron por 4-1 a su eterno rival en el predio de Ezeiza, con destacadas actuaciones de Franco Mastantuono, Agustín Ruberto e Ian Subiabre.

Los dos primeros fueron los artífices de tres de los cuatro goles del encuentro. El restante fue obra de Enzo Aguirre en la primera mitad del partido. Esta victoria contó con la presencia de varios jugadores del plantel profesional, incluyendo a Miguel Borja y Claudio Echeverri, quienes acudieron para alentar a sus compañeros habituales en el equipo de Reserva.

LEÉ TAMBIÉN  ¡Atentos! El campeón con Estudiantes que interesa en River

Más allá del disfrute por el dominio del juego y la superioridad exhibida a lo largo del encuentro, los jóvenes jugadores de River experimentaron un momento de alegría absoluta al escuchar el pitido final. Después de saludar a sus adversarios, todos se reunieron en el centro del campo y entonaron un cántico que ya es tradicional.

La chicana de los pibes en el Superclásico

Este triunfo demuestra la calidad y el potencial de los talentos que se están formando en las divisiones inferiores del Más Grande. La actuación destacada de jugadores como Mastantuono, Ruberto y Subiabre refuerza la confianza en el trabajo realizado por el cuerpo técnico y el compromiso de los futbolistas en el desarrollo de su juego.

LEÉ TAMBIÉN  El dinero que obtendrá River si Echeverri juega el Superclásico

El resultado positivo también es un impulso para el resto de las inferiores, ya que demuestra la fortaleza y el nivel competitivo del semillero más importante del mundo. Los pibes se inspiran en el legado de grandes figuras que han surgido a lo largo de los años y que dejaron una huella imborrable en la historia de la institución de Núñez.

Entradas relacionadas